¿Por qué no tenemos apenas recuerdos de cuando éramos pequeños?

Seguro que te has hecho esta pregunta varias veces a lo largo de tu vida. Aunque te esfuerces, seguramente te será muy difícil recordar algo que te haya pasado durante los primeros tres años de vida. De todos es conocido que apenas tenemos recuerdos de nuestra primera infancia. Pues bien, este fenómeno es común a todas las personas de la tierra, y se le conoce como amnesia infantil. 

Pero ¿por qué ocurre?

Aunque son varias las explicaciones que desde diferentes corrientes de la psicología se han dado para explicar este fenómeno, una de las más recientes y  de las más aceptadas también, es la Hipótesis Neurológica, que relaciona una estructura de nuestro cerebro con tan curioso fenómeno. Esta estructura es el Hipocampo, al que le viene el nombre porque tiene forma de caballito de mar y que juega un papel capital en todo lo que tiene que ver con la creación y el almacenamiento de recuerdos a largo plazo. Tras estudios de laboratorio se ha comprobado que en los cerebros de los mamíferos las conexiones entre neuronas son fundamentales, y estas conexiones crean circuitos donde almacenamos los diferentes episodios de nuestra vida. Cuando somos pequeños, en el hipocampo se producen una gran cantidad de neuronas y conexiones fenómeno que se conoce con el nombre de neurogénesis, de tal forma que los circuitos neuronales antiguos son rápidamente reemplazados por otros nuevos con lo que aunque algunos tipos de memoria como la memoria a corto plazo funcionan perfectamente, otros tipos como la memoria episódica se pierden con las neuronas que son reemplazadas.

Cuando tenemos alrededor de tres años esta producción neuronal sigue funcionando pero a niveles mucho más bajos, lo que hace que los recuerdos se almacenen durante mucho más tiempo y formen una red que da lugar a nuestra autobiografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *